U8480E3z

El suelo constituye una de las riquezas nacionales del país y pertenece a los recursos naturales estratégicos más importantes. La experiencia histórica del desarrollo de la civilización demuestra que, del estado de la fertilidad de los suelos depende de manera directamente proporcional el florecimiento y la caída de cualquier estado. La reducción de la fertilidad de los suelos es un problema no solamente estatal, sino también de toda la humanidad en general. De acuerdo con la evaluación realizada por la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU (FAO), alrededor del 70% de la superficie terrestre del planeta está constituído por tierras improductivas, cuyo rendimiento está limitado por las características de los suelos y por las condiciones climatológicas, del relieve o por las condiciones económicas. Cada año, aumenta la pérdida de los suelos productivos en el mundo.

La solución del problema de la alimentación no es posible sin la incorporación en la producción agrícola de los suelos naturales improductivos y degradados.

El preparado Vigus se utiliza con eficacia para restablecer la actividad de la microflora de los suelos, que ha sido afectada por la aplicación de fertilizantes minerales y de pesticidas.

Gracias a la presencia de las partículas coloidales, el Vigus contribuye a la estructuración de los suelos y al mejoramiento de su régimen de agua y aire. Favorece la formación de una estructura del suelo conformada por pequeños terrones, que resulta más beneficiosa para el sistema radicular de las plantas. La capacidad única del preparado Vigus para restaurar las propiedades de amortiguación (de tampón) del complejo de absorción de los suelos permite cultivar con éxito los cultivos agrícolas en suelos propensos a la salinización.