El tratamiento de las semillas de los cereales gramíneos (trigo, cebada, centeno, avena, arroz) con el preparado Vigus estimula el crecimiento y el desarrollo de las plantas, incrementa la energía germinativa y la germinación en el campo de las semillas en un 6 –10%, su densidad productiva y general. Gracias al alto efecto estimulante el tratamiento del material de siembra permite fortalecer significativamente el crecimiento y desarrollo del sistema de radicular de la planta, lo cual eleva la resistencia a la sequía de las plantas, y además contribuye a mejorar las condiciones invernantes de los cultivos de invierno. Al realizar el tratamiento de las semillas los brotes aparecen antes, el efecto estimulante se observa durante un mes y bajo ciertas condiciones durante toda la época de crecimiento. El empleo del preparado Vigus acelera la aparición de los brotes en 1-2 días.

Los factores negativos que afectan el desarrollo de las plántulas

otri
  • – la escasez de alimentos nutritivos;
  • – los agentes patógenos;
  • – la sequía, el exceso de humedad;
  • – el pH (la acidez, la salinidad);
  • – la preparación mecánica de los suelos;
  • – la aireación insuficiente
  • – La estructura de los suelos
  • – la temperatura

El preparado Vigus activa los procesos de síntesis del ADN, ARN y de la proteína, esto incrementa la intensidad de la división celular y como resultado aumenta la energía de germinación de las semillas.

El tratamiento pre-siembra es de gran importancia no sólo para los cultivos de granos y cereales, sino también para cultivos tales como el girasol, el alforfón, el maíz, la soya, los guisantes, el nabo. Para esos cultivos la acción del preparado Vigus es similar a la acción descrita anteriormente para los cultivos de granos y cereales.

El tratamiento pre-siembra de las semillas de los cultivos de vegetales y de las cucurbitáceas, al igual que el tratamiento de las plántulas del semillero, también resulta de gran importancia. Sin embargo, debido a la activa difusión de las semillas incrustadas y recubiertas, en la mayoría de los casos no puede realizarse. Es por eso que adquiere mayor importancia aún el tratamiento foliar de las plantas durante el período de crecimiento, especialmente en las primeras etapas de desarrollo.

Tecnología para el tratamiento de las semillas

El tratamiento de las semillas se realiza en las instalaciones especializadas para ello, mediante el tratamiento semi-seco. El consumo de la solución de trabajo para el tratamiento de las semillas es de 10 litros por tonelada de semillas. En la composición de la solución de trabajo se incluye el preparado Vigus, la sustancia para el tratamiento, el colorante. El preparado Vigus se aplica al final, en la composición de la solución como el último de los componentes. Se recomienda utilizar la solución de trabajo el mismo día que se prepare.

El consumo promedio del preparado Vigus para 1 tonelada de semillas de diversos cultivos es de: 0,4-0,6 litros.

Conservación del material de semillas

Las semillas, tratadas con el preparado Vigus mediante el tratamiento semi-seco, se recomiendan conservar de conformidad con las normas y los requerimientos establecidos para la conservación del material de semillas tratado sin cambios ni limitaciones